Mensaje del Matrimonio Delegado

La Familia es lo más importante que tenemos en este mundo, “es el tesoro de la Humanidad” decía el Papa Benedicto XVI en Aparecida. El Papa Juan Pablo II en Chile nos invitaba diciendo “Familia, se lo que eres”. El Papa Francisco decía “La familia es la esperanza del futuro”.

Aquí en Chile, todas las  encuestas  muestran que la Familia es lo más importante para nuestro pueblo, sin embargo, en el diario vivir,  falta darle toda la importancia que declaramos tener sobre ella , dedicarle más tiempo, compartir más en familia, entretenernos juntos. Dar más espacios para que la Familia cumpla la gran  Misión que tiene de ser

Un verdadero taller de humanidad, donde se forman las personas,, se forjan los valores humanos y cristianos que permiten tener una vida más plena.

Santuario de la vida, el lugar privilegiado para proteger y cuidar la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, en todos sus aspectos, biológico, afectivo, espiritual y sobrenatural.

Célula básica de la sociedad, base de la construcción del barrio, de la Sociedad y de la Iglesia.

Iglesia doméstica donde se anuncie a Jesucristo y se extienda su Palabra, se celebre la vida que el Señor nos ha regalado, llegue a ser una íntima comunidad de vida y amor, como es la invitación  que el Creador  hace a todas las familias y estar al servicio de quienes nos rodean.


Así la familia que ha estado desde siempre en el corazón de Dios busca en Jesús, en su Palabra y obra la forma segura de encontrar la verdadera  felicidad y la estabilidad necesaria que requiere para ser fundamento indispensable  de la Sociedad  y de los pueblos, además de ser un bien insustituible para los hijos.

Hoy más que nunca necesitamos el testimonio y el  compromiso de todos los bautizados, para reafirmar el valor único e insustituible de la familia y la necesidad de construir el Reino de Dios a través de ella, haciendo de cada una de nuestras familias verdaderas comunidades de Vida y amor a semejanza de la Sagrada Familia de Nazareth y de la Santísima Trinidad.

La Familia es la esperanza del futuro, como dice el Papa Francisco, si aceptamos y expandimos el mensaje evangelizador, nos convertiremos en Iglesias doméstica, familias evangelizadas discípulas y misioneras, familias evangelizadoras que que conforman la Pastoral Famliar de la Arquidiócesis,  que se empeñan en que todas y cada una de las familias tengan vida Plena en Jesucristo.

Encomendamos a cada una de sus Familia a la protección de la Sagrada Familia, para que a imitación de ella, reine en cada Hogar  la Paz, la alegría la unidad y la Felicidad  que sólo el Señor nos puede regalar.

Catedral 1063, Piso 3 | Fono: 227 900 632 | E-mail: defam@iglesiadesantiago.cl