Mensaje del Matrimonio Delegado

El Papa Benedicto XVI  declaraba en Aparecida “La Familia es el tesoro de la Humanidad”  y el Papa San  Juan Pablo II aquí en Chile  nos  invitaba  “Familia, sé lo que eres”.

La Familia está en el corazón de Dios, y cada Familia debe buscar  en Jesús la forma segura de encontrar la felicidad verdadera y la estabilidad necesaria. Ya que ésta  es un fundamento indispensable para la Sociedad y los pueblos y, a su vez,  es un bien insustituible para los hijos.

Hoy más que nunca necesitamos el testimonio y el compromiso de todos los bautizados, para reafirmar el valor único e insustituible de la Familia y la necesidad de construir El Reino a través  de ella, formando verdaderas comunidades de Vida y amor, reflejo de la sagrada familia de Nazareth y espejo de la Trinidad de Dios.

La Familia requiere de un mensaje de Esperanza;  si aceptamos el mensaje Evangelizador, nos convertiremos en Iglesias domésticas,   familias evangelizadas, discípulas misioneras, dispuestas a ser familias evangelizadoras, que junto a la Pastoral Familiar Arquidiocesana se empeñen  en  propiciar que todas las Familias, estén en la situación que estén, puedan cumplir con su misión de ser :

Taller de Humanidad: donde se forman las personas, se forjen los valores humanos y cristianos que le permitan tener una vida plena.

Santuario de la vida: donde surja y se proteja  toda la Vida humana, en todos sus aspectos, biológico, afectivo, espiritual y sobrenatural,  desde la concepción hasta la muerte natural.

Célula Básica de la Sociedad: Base de la construcción del barrio y la ciudad.

Iglesia Doméstica: donde se viva, se celebre, se anuncie y se extienda la Palabra Viva de Dios.


La Pastoral Familiar está empeñada en el acompañamiento de las Familias, para que todas puedan contar con el apoyo y guía necesaria para su crecimiento humano y cristiano. Que siempre encuentren personas dispuestas a escucharlas y recibirlas con amor y misericordia, como Jesús lo haría en presencia, que puedan tener siempre  respuestas a sus dudas e inquietudes.

Finalmente, animamos a todas las familias de la Arquidiócesis, en la situación que se encuentren, a ponernos en marcha y cumplir nuestra Misión, donde encontraremos la Vida en Abundancia.

Catedral 1063, Piso 3 | Fono: 227 900 632 | E-mail: defam@iglesiadesantiago.cl