18 de Junio, 2019
La Trinidad y la familia son una comunidad de amor

Alrededor de 50 papás participaron con sus familias en la misa del pasado domingo, Solemnidad de la Santísima Trinidad, en la parroquia Santa Clara, oportunidad en que celebraron también el Día del Padre.

Por Josť Francisco Contreras
 

La comunidad recibió la visita del matrimonio de la Delegación para la Familia, integrado por el diácono permanente José Manuel Borgoño y Mónica Undurraga, en tanto que la eucaristía fue presidida por el vicario parroquial, padre Samuel Fernández.

Mientras la capacidad del templo parroquial se iba copando, el diácono José Manuel Borgoño comenta que "el rol del padre es el de protector y guía". Agrega que "muchas veces el que ejerce ese rol es el padre biológico, pero otras veces la mujer ha quedado sola y tiene que desempeñar el papel de padre y madre". Porque esa misión no puede faltar, explicó, "el rol del padre es fundamental para guiar la familia y para que ella sea una pequeña Iglesia doméstica, una íntima comunidad de vida, de amor, que haga que todos sus miembros se puedan desarrollar".

Otra mirada sobre la paternidad la entregó Mónica Undurraga, quien sostuvo que "la familia es diferente sin el padre. El padre tiene que tomar conciencia de que su valor va mucho más allá de ser proveedor. Tiene el papel de ser guía, de proteger la familia, de proyectarla a la vida exterior, a la vida de la sociedad. Cuando no está el padre, además de la madre siempre hay alguien que cumple ese rol, como el abuelo, un tío u otra persona".

El templo ya está casi lleno, con numerosos niños, jóvenes, familias y personas adultas y de la tercera edad que participan previamente en el rezo del rosario.

La homilía estuvo a cargo del diácono delegado para la familia, quien destacó la Solemnidad de la Santísima Trinidad de este domingo, la que nos muestra, dijo, "que nuestro Dios no es solo, sino que también es el Hijo y el Espíritu Santo, que forman esta comunidad de Dios, que llamamos la Trinidad, en la que hay un Padre".

Respecto de la familia terrena, resaltó que en ella "hay una comunión, una comunidad de amor, que no estamos solos, sino que hay otras familias, en muchas de las cuales hay problemas, pero que todos queremos ser una comunidad de amor". Mencionó también a la Sagrada Familia de Nazaret, con José, el padre de Jesús.

Al término de la Eucaristía, los delegados para la familia invitaron a todos los papás presentes a ponerse frente al altar para recibir la bendición y un pequeño presente recordatorio de este día. Recibieron también el caluroso aplauso de la asamblea como saludo por este día.

Fuente: Comunicaciones Santiago
Galerías Fotográficas

 
Catedral 1063, Piso 3 | Fono: 227 900 632 | E-mail: defam@iglesiadesantiago.cl