28 de Agosto, 2018
Niņos tuvieron alegre fiesta en P. Latinoamericana

Más de 120 niños, especialmente de familias inmigrantes, tuvieron una festiva y emotiva celebración eucarística para festejar el Día del Niño, en la parroquia Latinoamericana (Italiana), en avenida Bustamante, este domingo 19.

Por Francisco Contreras
 

La actividad fue organizada por la Delegación para la Pastoral Familiar de Santiago y la mencionada parroquia. Iván Peralta, secretario ejecutivo de esta pastoral, precisó que esta entidad "busca celebrar de una manera distinta el Día del Niño. En muchas comunidades se ha dado la costumbre de celebrar todo el mes a los niños. Nosotros queremos hacernos partícipes de ello y nos hemos coordinado con la Parroquia Latinoamericana para celebrar a los niños que vienen a misa junto con sus familias, hacerles un pequeño regalo y darles la importancia que ellos tienen como niños, como hijos, que son fundamentales en nuestra ciudad".

Poco a poco fueron llegando al templo las familias de diversas nacionalidades latinoamericanas para participar en la misa dominical de las 13:00 horas, dedicada a los migrantes.

El párroco, padre Marcio Toniazzo, señaló que celebrar con los niños "es celebrar el agradecimiento, la patria, esta patria que nos acoge, que nos recibe. Es una celebración de agradecimiento, de alabanza a Dios, de unir en este día la patria que nos envió y la patria que nos acogió".

Durante la misa los niños de las diversas catequesis y pastorales tuvieron una gran participación. El grupo "Huellitas Scalabrini", de acólitos, se preparó varios domingos para esta misa, y ofrecieron una proclamación dramatizada del Evangelio del pasado domingo, vestidos con túnicas hebreas. Cada niño proclamó una parte del texto, referido a Jesucristo como Pan vivo, y finalmente mostraron carteles que completaban la frase: "Jesús nos invita a imitar su estilo de vida y que lo importante para él sea también para nosotros".

Luego, en un diálogo con el padre Marcio, los niños que participan en la catequesis para la Primera Comunión, después de haber hecho la promesa de renunciar a la pereza y a la maldad, profesaron su fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Ellos también se encargaron de hacer la oración de los fieles y sus propias oraciones particulares. En el momento de las ofrendas, un grupo de jóvenes venezolanos presentó una artesanía de Táchira y pidieron a Dios su protección "para dejar el nombre de Venezuela en alto y aportar a Chile lo mejor de cada uno y ayudarlo a ser más grande".

Terminada la misa, la pastoral familiar regaló globos y dulces a todos los niños que participaron en liturgia, poniendo un toque final de alegría y compartir fraterno.

Sergio Escalona, venezolano, quien participó con sus dos hijos, Valentina y Juan de Dios, en esta celebración, afirmó que "es muy provechoso para nosotros, que somos extranjeros, disfrutar de esta misma celebración que se hace en Venezuela por el Día del Niño. Nosotros no pertenecemos a esta parroquia, pero nos ha gustado mucho y nos sentimos bastante acogidos acá. A los niños les gusta mucho participar de las actividades. Ha sido una buena iniciativa de la parroquia dedicar algo especial como Iglesia a los niños".

Fuente: Comunicaciones Santiago


Galerías Fotográficas

 
Catedral 1063, Piso 3 | Fono: 227 900 632 | E-mail: defam@iglesiadesantiago.cl